14 de junio de 2012

COOKIES CON CHISPAS DE CHOCOLATE


Llevaba un buen rato tratando de hacer los deberes, pero el calor no la permitía concentrarse. De la cocina venían murmullos ininteligibles; dejo el cuaderno y el lapicero y sin hacer ruido abrió la puerta que daba al largo pasillo, fue entonces cuando empezó a percibir un sonido que la recordaba el aleteo sobre un cristal no de una, sino de cientos de mariposas. Con curiosidad se aproximo a la cocina. 

La abuela tenía una casa antigua, con unas puertas enormes de enormes cerraduras, pero los años y el desuso habían ido extraviando lentamente las llaves.

Intrigada, y aunque sabía que si la descubrían  la reprimenda iba a ser severa,  se arrodillo y poso su ojo derecho en el hueco de la cerradura, pero algo la impedía ver el interior, con mucha precaución abrió un palmo la puerta y su nariz que fue lo primero que asomo, se lleno de un maravilloso olor, después diviso la mesa de la cocina, llena de moldes, harina, cucharas y botes. 

En ese momento su madre se giro, y ella puedo ver su cara y su nariz salpicada de motas de harina, entre sus manos la fuente y las varillas origen del extraño sonido y reconoció la masa suave y esponjosa de huevos y azúcar que vaticinaba, como siempre, un estupendo postre.

Ingredientes


120 gr. de mantequilla a punto pomada
115 gr. de azúcar moreno
1 huevo
1 cucharadita extracto vainilla
180 gr. de harina
150 gr. gotas de chocolate


Precalentar el  horno a 180 ° 
Batir la  mantequilla con el azúcar hasta que blanquear
A continuación, agregar sucesivamente y en el siguiente orden: el huevo, el extracto líquido de vainilla, harina y gotas de chocolate.
Cubrir la bandeja del horno con papal sulfurado y usando una cuchara normal o una de hacer bolas de helado poner la masa sobre el papel, dejando por lo menos 2 cm entre cada una
Vigilar el horno a partir de los 10 minutos mas o menos, dejar enfriar y guardar inmediatamente en una lata metálica, porque si no desaparecerán.






12 comentarios:

  1. Dharma es que me encanta leerte, todo arte y esas galletas lo demuestran tambien, como llevas el hueso roto??.
    besos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Dharma,
    muy bueno para leer lo que escribes, escribes el primero una hermosa historia sobre la forma de galletas, ¡felicitaciones! Las cookies son perfectos!
    besos,
    Andréa

    ResponderEliminar
  3. Que bonito relato!!! Y las galletas muy buenas... Besitos

    ResponderEliminar
  4. que ricassss! me chiflan! mandame algunas por fi xDD jeje

    ResponderEliminar
  5. La lectura preciosa, y las galletas deliciosas¡¡¡¡, cuidate y un beso

    ResponderEliminar
  6. ils sont à croquer ces cookies, un vrai bonheur
    bonne soirée

    ResponderEliminar
  7. Que bien escribes,es fácil de imaginarte toda la secuencia,menuda pinta tienen estas galletas.
    Perdona por no venir a visitarte,pero es que no tenemos tiempo de nada,pero no me olvido de ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. que ricas!! cookies...!!!!! yo quiero...;D

    ResponderEliminar
  9. Guau Dharma, tienen una pinta de decir, cómeme. Cuando estuve embarazada me dio por comer este tipo de galletas junto con las oreo (además de las croquetas de todo tipo) y cada vez que las veo me recuerdan a esa época de mi vida que para mí fue tan maravillosa. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. guapa! pero que bien escribes, da gusto leer tus entradas :)
    he leído por el foro de la Asociación que estás accidentada. mucho ánimo y con paciencia, verás como en 0,3 vuelves a estar danzando. besazos!

    ResponderEliminar
  11. Chicas, os adoro, sois la alegría de mi día a día. Gracias por estar siempre ahí. Miles de besos xxxxxx

    ResponderEliminar