2 de febrero de 2015

GALLETAS LINZER DE AVELLANA Y FRAMBUESA

Después de un largo periodo de inactividad blogueril, os traigo hoy una receta de las clásicas, pero no por ello pasada de moda. Estas galletas que  tienen su origen en la ciudad de Linz en Austria, como la tarta del mismo nombre, están exquisitas y aunque parece que es típico hacerlas por navidad, rellenas de cualquier tipo de una buena confitura, son una merienda increíble para agasajar, acompañadas de un estupendo té o café a nuestra gente.

Se pueden hacer con almendra o con avellana, en este caso las hice de avellana. Las he hecho muchas otras veces con almendra, y creo, que personalmente me gustan mas las de almendra.
De todos los frutos secos la avellana es el que menos me gusta, no se si sera por eso que nunca las había publicado.

La receta no se de quien es porque la tengo archivada en francés. Aquí os la dejo


Ingredientes


210 gr. de mantequilla ablandada

210 gr. de azúcar

210 gr. de harina

210 gr. de avellana tostada

1 cucharadita de canela

1 pizca de clavo molido

1 pizca de sal

2 yemas de huevo L

Unas gotas de zumo de limón

1 bote de confitura al gusto (en este caso frambuesa)

Azúcar glas para decorar








Realización


Triturar las avellanas con la harina, unas vez triturado pasar a la amasadora y añadir el resto de los ingredientes uno a uno, excepto las yemas y la mantequilla.
A continuación añadir la mantequilla poco a poco en trozos pequeños y finalmente las yemas una a una con unas gotas de limón, batir hasta que este todo incorporado.

Formar dos rulos con la masa, envolver herméticamente en film y dejar reposar en nevera unos 20 minutos.

Pre-calentar el horno a 180º y tapizar las placas del horno con papel sulfurado.

Sacar uno de los rollos y con el rodillo aplanar sobre una superficie ligeramente enharinada a 3 mm. de grosor  utilizando un cortador de 6 cm. para cortar las galletas.

Con el otro rollo repetir la misma operación. haciendo una ventana redonda en el centro con un cortador mas pequeño. Estas serán las que vayan encima.

Poner las galletas en las bandejas del horno dejando una separación entre ellas de 2,5 cms., dejar cocer por espacio de 10 a 12 minutos o hasta que veáis los bordes dorados.






Sacar del horno y poner a enfriar en la rejilla durante 30 minutos.

Girar las galletas y añadir una cucharada de la confitura elegida en la base que estuvo en contacto con el horno, poner encima la galleta de la abertura; aplastar un poquito y decorar con azúcar glas
















Ricas, ricas y ricas.



4 comentarios:

  1. Bienvenida otra vez!!! Son tan ricas esas galletas, que no puiedes parar de comer!! Gracias por la receta. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Que ricas ..Hace mucho tiempo que no publico,mis animos estan algo bajos.Me gusta visitate, y algunas mas. Me estoy volviendo selectiva jajaja...Bs

    ResponderEliminar
  3. Dharma hace mucho que no paso por aquí, y veo que ahora no publicas. Estas galletas están de lujo, como no puede ser de otro modo viniendo de tí. Gracias por tu carta, que ha llegado hoy. Un beso.

    ResponderEliminar