3 de diciembre de 2012

CRUJIENTES DE LIMON

Como ya se empieza a respirar el aire de la navidad, os propongo este postre, mejor dicho golosina que se hace a menudo en Francia, y que es una delicia sobre todo para los peques.

Es sencilla y económica y se puede hacer en mas cantidad, aunque os aconsejo primero probarlos.
Siempre una vez secos guardarlos en una lata.

Edito: He recibido muchísimos mail preguntando y diciéndome que si son merenguitos o que ya los conocían, yo no he probado mas que estos y los que comía en mi infancia que coronaban algunos dulces y estaban sin cocer. Estos quedan con una textura parecida a nuestras cortezas. 

Aquí os dejo la receta para el que guste probar.


Ingredientes


2 claras de huevo (a temperatura ambiente)
120 gr. de azúcar glas (puede ser casera)
la piel de un limón (preferentemente bio o en su defecto impecablemente lavado)
Aceite de girasol


Pre calentar el horno a 150º

Quitar la cascara al limón y partirla muy pero muy finamente. Montar las claras a punto de nieve firme e incorporar el azúcar y la piel del limón cortada. Si no podéis cortarla muy fina, rallarla.
Poner una hoja de papel de horno sobre la bandeja y untarla con un poquito de aceite. Formar montoncitos del tamaño de una nuez con una cuchara, ayudándoos de otra para depositarlas en la bandeja dejando espacio entre cada una.
Meter al horno entre 15 y 20 minutos (según horno) vigilando la coloración.
Deben quedar dorados


 



Sacar del horno con cuidado, ponerlos sobre una rejilla a enfriar. Guardar en una lata.


Para que salgan perfectos solo hay que tener en cuenta cuatro sencillos consejos:

1º montar las claras a punto de nieve duro. La textura y consistencia correcta es cuando se forman picos fuertes que no se bajan rápidamente.
2º añadir el azúcar y la ralladura progresivamente cuando estén las claras     en ese punto.
3º batir solo hasta integrar.
4º Hornear hasta que estén dorados. Tienen que estarlo por todos los lados y por debajo, porque si no, al dejarlos en la lata se pegaran y al sacarlos se romperán. Poner la bandeja en el segundo nivel empezando por debajo.
Si pasados los 15 minutos vemos que están doraditos, abrir el horno y comprobar si por debajo también están hechos. Si no es así bajar la bandeja un nivel unos minutos








Veredicto
Os los recomiendo vivamente, el único defecto es que no puedes parar de comerlos.






El merengue o meringue (galicismo de meringue o merendinio de ahí el término merienda) es un tipo de postre, hecho con clara de huevo batida y azúcar, preferiblemente glasé.





La teoría o leyenda con más fuerza dice que fue inventado alrededor de 1600 por el pastelero italiano Gasparini residente de Meiringen, pueblo suizo de ahí su nombre. Otra teoría dice que fue obra de un cocinero al servicio del rey polaco Estanislao I Leszczynski, a partir de una receta alemana, y que provendría de la palabra polaca "Marzynka". Lo que si es seguro es que los primeros merengues en Francia se sirvieron en Nancy, de la corte de ese mismo rey polaco. La hija de dicho rey era muy golosa y entusiasta de esa receta, al casarse con Luis XV la puso de moda en la corte francesa.
A la joven reina María Antonieta esposa de Luis XVI le gustaban mucho los merengues y los vacherin (hechos con anillos de merengue o pasta de almendras y relleno con helado o crema batida), su lugar preferido para elaborarlos con sus propias manos era el Pequeño Trianon.
En la obra española "Arte de Repostería" de 1747 de Juan de la Mata aparece un capítulo, el 23, dedicado a los merengues, apareciendo el siguiente texto: "Aunque pequeña obra, es cómoda para valerse en caso de necesidad por la prontitud con que se executa y además de ser muy buena para adornar, es muy gustosa. Hacese del azúcar más selecto".
Hasta principios del sigloXIX los merengues se moldeaban con una cuchara antes de meterse en el horno (lo que en España se llama suspiros). La actual forma de hacerlos con la manga pastelera fue introducida por Merie Antoine Carème cocinero francés. (Fuente Wikipedia)




Este no esta dorado por debajo, así es que se pego a otro al sacarlo


Para degustarlos yo les encuentro tres tiempos, el primero según se enfrían, están tiernos y esponjosos por dentro -exquisitos-. Después de un par de días en la lata, están ricos, pero con una textura de toffee blando y se pegan a los dientes, Después, pasados unos días en la lata es cuando se secan y están absolutamente crujientes.

19 comentarios:

  1. guapa! pero que rico debe estar eso. yo confieso que las compro ya hechas, pero me encantaría que me salieran caseros. a ver si saco un rato y pruebo.
    mil gracias por la receta. besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan con ese saborcito a limón. Te han quedado estupendos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Ummmm unos merenguitos deliciosos¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  4. Que ricos, son merenguitos bien dorados, hice unos mas blanquitos hace tiempo que tengo pendientes de publicar, eso si los mios se quedan mas crujientes.
    Besotes guapa y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  5. Dharma, por aquí los llamamos merengues y también por aquí deberán salir secos y blanquitos.
    Para lograr esto el horno debe estar muy bajo. Veo interesante en esta receta el agregado de ralladura de limón.
    Beosss desde Argentina

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por los comentarios. Bueno aunque aquí en España los conocemos como merengues, en este caso la originalidad de estos estas en dos cosas, la primera la sensación de, ademas del sabor a limón, masticar la piel cortadita, pero sobre todo es que al comerlos son como si comieras cortezas.

    Un beso para todas

    ResponderEliminar
  7. que buena pinta!!! quien pudiera darles un bocadito...

    ResponderEliminar
  8. Lo primero de todo, te encuentras mejor?. La caída no tuvo consecuencias más allá del dolor que no es poco, verdad?.
    En fin, son cosas que se pueden evitar, pero claro. estamos gente de toda. Lo importante es que estés bien.
    Estos dulces de limón me parecen muy tentadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, ando un poco mejor, aun me duele y cuando tenga un huequito ire a hacerme una placa.
      Muchas gracias por todo

      Un besito

      Eliminar
  9. Que rico!! es para empezar a comer y no parar!! jeje besitos

    ResponderEliminar
  10. Melisa, la verdad es que crean adición.

    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Qué buena pinta, yo soy fan del merengue en todas sus texturas. Probaré, me encantarán, lo sé...

    ResponderEliminar
  12. Querida Dharma,
    belos merengues, ficaram lindos e apetitosos!

    Tenha um ótimo fim de semana!
    Beijos

    ResponderEliminar
  13. Una idea mas que tentadora, esta bien eso de importar las recetas que nos hacen conocer nuevas cosas y ampliar nuestro horizontes. besotes Acaramelada

    ResponderEliminar
  14. Gracias por vuestros amables comentarios.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. ufffffffffffff Pilar, con esto si que ya no puedooooo me vuelve loquísima el merengue, estoy saboreándolossss si estuviera ahí, me hubiera puesto mala del atracón, es de esas cosas que no se parar... mmmm gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar