5 de julio de 2011

PAREJA DE HECHO

Desde que a finales de abril la vio aparecer, quedo absolutamente prendado de ella, pero eran de familias tan opuestas.......

Ella era brillante, con un precioso color rosado que se iba tornando mas y mas oscuro a medida que los días avanzaban.
El, por el contrario, no valía gran cosa, a los ojos de los demás era casi transparente, pero ¡cuidado!, eso sí, era fuerte, muy fuerte.

Aquella tarde se iba ha celebrar una boda, pero no una cualquiera, esta iba a ser a lo grande, llena de todas esas cosas que a los novios les hace sentirse importantes delante de sus invitados y el, había sido llamado a participar en compañía de muchos de sus amigos; también la habían convocado a ella con parte de su familia y amigas, la otra parte se había marchado como cada año y no regresarían hasta los eventos de invierno.

Estaban allí, bien colocados y casi juntos, el con su grupo, ella con el suyo, en ese momento la novia cogió una copa y coloco dentro esa fruta pequeña que tanto la gustaba, el camarero al verla, corrió solicito a atenderla, en ese instante tropezó, derramando dentro de la copa, parte del liquido transparente de la botella que se encontraba al lado, y ahí se produjo el primer y mágico encuentro; encuentro que perduraría a través de los tiempos.
Ella le aportó un toque de color a su vida, y el a cambio, le imprimió la fuerza de carácter que la faltaba.



Cerezas en aguardiente


750 ml. de Aguardiente de uva

100 ml. de café ligero

150 ml. de agua

250 gr. de azúcar,

1 rama de canela,

1 manojo de hierbabuena,

1 copita de anís dulce


Elaboración


Lavar escrupulosamente las cerezas y la hierbabuena,  cortar los rabitos a dos centímetros, reservar.

Hacer una infusión con el agua, el azúcar, la rama de canela y la hierbabuena, hasta que el azúcar este totalmente diluida y haya cogido el sabor de la canela y la hierbabuena, mas o menos 15 minutos a fuego bajo. Retirar del fuego y añadir el café ligero y el aguardiente. Dejar templar un poco.

En uno o varios frascos de boca ancha y previamente esterilizado iremos colocando las cerezas, una vez llenos,  añadir el líquido retirando la canela, repartir un poquito de hierbabuena en cada frasco, cerrar herméticamente y mantener en un sitio oscuro, mínimo 3 meses.



7 comentarios:

  1. Que bonita entrada, me encantaaaaaa, es pura poesia, literatura sin contemplaciones.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Mercedes muchisimas gracias, me animas con tus comentarios. Besitos

    Teresa gracias mil a ti tambien. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Vamos, resumiendo, que la cerazas están de cine nooooooo? Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Dharma solo entro a dejarte un beso...cuidate...

    ResponderEliminar
  5. Las cerezas estaban muy ricas.Un beso.Manu

    ResponderEliminar
  6. Electron, efectivamente las cerezas estan de cine, pero el de XX. Saludos

    Helena, gracias por tus besos. Te mando un saco lleno

    Manu, para ya de comerte las cerezas, no te voy a invitar mas a casa, me dejas sin despensa. Besitos

    ResponderEliminar