26 de abril de 2011

TARTA FONDANT LLENA DE VIDA

Como mi memoria últimamente no anda del todo lucida y me olvido de mirar el calendario, de repente en el típico insomnio nocturno se me enciende la luciérnaga cerebral que me aplasta de golpe recordándome que he olvidado que es el cumple de una de mis mejores amigas. Lo fue desde el momento que entre por la puerta de la consulta de mi ginecólogo, su jefe,  cuando apenas tenia dos faltas, ella en el oficio de matrona me acompañó a lo largo de todo el embarazo, fue la primera que cogió en brazos a mi hijo (y lo tuvo en brazos durante los cuatro días de sanatorio, malcriandolo hasta el día de hoy, hace ya 33 años).

Pongo pies en polvorosa o mas bien dicho en el suelo y salgo corriendo a la cocina ha preparar un bizcocho que se transforme con ayuda de mi poca imaginación, en una tarta para compartir y agradecer su amistad.



Es un bizcocho de chocolate, con almíbar de cointreau, relleno de curd de naranja y ganache de chocolate negro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario